No son técnicamente autorretratos, ya que otra persona aprieta el botón, pero son impresionantes. El de la imagen es el fotógrafo Kerry Skarbakka, al que le encanta inmortalizarse en plena caída en todo tipo de situaciones: en la ducha, desde lo alto de un edificio, al bajar por una escalera... La serie de fotografías se llama The Struggle to Right Oneself y en ellas, cuenta Skarbakka, la idea es provocar incomodidad y capturar la sensación de incertidumbre que todos sentimos en la vida. ¿Cómo las hace?

Las imágenes no están trucadas, son tan reales como las caídas mismas. Skarbakka intenta reducir la distancia a menos de dos metros, pero si no es posible, si se tira desde un puento o un edificio, utiliza un arnés que o bien esconde o elimina luego con Photoshop. Quien toma las fotos es su novia o alguien que pasa por ahí. Merece le pena echarle un vistazo a todo su trabajo. Debajo, algunas de las mejores fotos. [Kerry Skarbakka vía PetaPixel]