Telegram

Según ha explicado a través de su cuenta de Twitter el fundador de Telegram, Pavel Durov, los federales de Estados Unidos presionaron para que la famosa compañía de mensajería “debilitara” su sistema de cifrado, o en su defecto, permitiera crear una puerta trasera.

Durov habló en la red social de un encuentro en el pasado con las agencias de Estados Unidos, un soborno en toda regla, según sus afirmaciones. Además, también dejó un mensaje para la plataforma rival Signal:

Durante la visita de una semana de nuestro equipo a Estados Unidos el año pasado, tuvimos hasta dos intentos de sobornar a nuestros desarrolladores por parte de las agencias de Estados Unidos con la presión del FBI. Serías un ingenuo si piensas que se puede ejecutar una app cifrada independiente y segura construida en Estados Unidos.

El cifrado de Signal, como el de WhatsApp o Favebook, fue financiado por el Gobierno de los Estados Unidos. Predigo que se encontrará una puerta trasera en 5 años a partir de ahora.

Pavel Durov fundó VKontakte (VK), la respuesta de Rusia a Facebook, antes de abandonar el país y lanzar Telegram con su hermano Nikolai. Desde entonces, la plataforma se ha mostrado como una de las grandes alternativas a WhatsApp. [The Register]