Se trata de una instalación creada por el estudio de diseño Kram/Weisshaar, en Suecia. Permite controlar un brazo robótico de manera remota para crear esculturas personalizadas que después se envían a sus creadores.

Utilizan un material suave de poliuretano en un cubo de 50cm x 50cm. A través de una aplicación en su web o una versión móvil para los asistentes a la instalación, cada persona puede diseñar un mueble y/o escultura manipulando la figura.

Advertisement

Estos brazos robóticos normalmente se usan dentro de fábricas automotrices. Funciona con una punta tipo aguja que recorta el poliuretano con calor para darle la forma deseada. Del 16 al 20 de marzo de este año, cualquier persona podrá participar en este proyecto, ya sea visitando la instalación en la feria Cebit 2015 en línea o de manera presencial. [vía Dezeen]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)