¿Qué demonios hace Samsung poniendo el sensor de huellas en la parte trasera del Galaxy S8? Sí, ese frontal casi sin marcos es impresionante, pero tener que colocar el dedo grasiento tan cerca de la cámara cuando el escáner de iris falla (por ejemplo, cuando hay poca luz) parece un paso atrás. Hay una explicación.

Fuentes cercanas a la compañía explicaron a The Investor que el Galaxy S8 iba a llegar al mercado con un sensor de huellas integrado en la pantalla, como el que se rumorea para el iPhone 8, pero no dio tiempo a implementar la tecnología. Según el reportaje, el fabricante coreano había apostado por la incipiente autenticación en pantalla de Synaptics, que ningún fabricante ha integrado hasta ahora.

Advertisement

“Samsung puso recursos en Synaptics el año pasado, pero los resultados fueron frustrantes”, dicen estas fuentes. “Con la producción inminente, la compañía se vio obligada a trasladar el lector de huellas a la parte posterior del dispositivo en el último minuto”. La tecnología de Synaptics habría permitido colocar el sensor de huellas por debajo de la pantalla, en cualquier región del panel frontal.

El Samsung Galaxy S8 será presentado oficialmente el próximo 29 de marzo. Se espera que venga con una pantalla curvada con relación de aspecto 2:1 —como la del LG G6— y toda la potencia que cabe esperar del buque insignia de Samsung tras el desastre del Note 7.

[The Investor vía Phone Arena]