La Galaxia de Andrómeda (M31) es la galaxia en espiral más grande cercana a la Tierra. Se encuentra a 2,5 millones de años luz de nuestro planeta y, a pesar de que se puede ver a simple vista, es difícil apreciarla porque el brillo de su superficie es demasiado bajo. La composición de arriba nos ayuda a imaginar cómo la veríamos en el cielo si brillara lo suficiente para verla sin problemas. Tan lejos y tan gigantesca.

La Luna está a "solo" 384.400 kilómetros de distancia de la Tierra; Andrómeda a 2,5 millones de años luz (1 año luz equivale a 9,4 billones de kilómetros). Aún así, vista en el cielo junto a la Luna, Andrómeda sigue siendo gigantesca, tanto que es casi imposible entender semejantes tamaños y distancias.

Advertisement

La NASA publicó no hace mucho otra imagen comparativa de la Galaxia de Andrómeda junto a la Luna como si viéramos ambas desde la Tierra:

Lo peculiar de la Galaxia de Andrómeda es que se acerca a la nuestra, a la Vía Láctea, a una velocidad de 300 kilómetros por segundo. Se cree que dentro de entre 3.000 y 5.000 millones de años ambas podrían colisionar. Los planetas y estrellas dentro de cada galaxia no chocarían, pero sí se alterarían las órbitas y el orden dentro de cada sistema.

Advertisement

La simulación debajo imagina cómo veríamos la Galaxia de Andrómeda a medida que se aproxima a la nuestra. No estaremos aquí para verlo ni contarlo, así que no está de más imaginarlo.

Foto original utilizada para la composición inicial: Stephen Rahn