El gobierno de Bolivia ha presentado una queja formal ante el gobierno francés por el lanzamiento de un videojuego que aseguran “muestra al país como si estuviera controlado por los narcos”. Se trata del nuevo Tom Clancy’s Ghost Recon: Wildlands, desarrollado por los estudios de Ubisoft.

Carlos Romero y Fernando Huanacuni, ministros de gobierno y de relaciones exteriores, respectivamente, convocaron al embajador de Francia, Denys Wibaux, para entregarle una queja formal para que su gobierno la haga llegar a las oficinas de Ubisoft, en Francia. Según Romero, esto se debe a que ha llamado la atención del gobierno boliviano que “hay unos videojuegos que, si bien no mencionan a nuestro país de manera explícita, muestran sus sitios geográficos y sus símbolos patrios”.

Advertisement

Ghost Recon: Wildlands es el nuevo juego de acción táctica y disparos de Ubisoft. Se basa en la historia de un grupo de agentes militares estadounidenses que se infiltran en las selvas de Bolivia para acabar con un cartel de narcotraficantes conocido como Santa Blanca, quienes “han tomado control y desestabilizado una región del país”. Según la sinopsis oficial del juego, la trama cuenta que podría haber algún tipo de conexión entre varios oficiales del gobierno y la organización criminal.

Advertisement

La cancillería de Bolivia asegura que el juego está mostrando a la nación como “un país de narcos. [Por esta razón] nos reservamos el derecho de hacer el uso de las acciones legales, dado que tenemos todo el amparo y respaldo para hacerlo”. Dicho de otro modo, Bolivia asegura estar preparada a tomar acciones legales si “se hace un daño injusto a la imagen de nuestro país con estos juegos”.

No es la primera vez que un gobierno o alguna institución se molesta con algún estudio de videojuegos por sus títulos. En el año 2014 vimos el caso de Manuel Noriega, exdictador de Panamá, que demandaba a Activision por incluirlo en una entrega de Call of Duty. No sabemos cómo terminará el caso del nuevo Ghost Recon y Bolivia, pero podría tener como consecuencia la prohibición del título en el país.

Advertisement

El juego sale a la venta el próximo 6 de marzo. [vía La Información / Los Tiempos / La Razón]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.