El grafeno tiene un talón de Aquiles, no es tan fuerte como se pensaba

Al grafeno siempre lo presentan como el supermaterial del futuro, pero no tan rápido. Los investigadores han descubierto una debilidad en muchas hojas de grafeno que hace que este material no sea tan fuerte como lo pensábamos.

El grafeno esta formado por hojas con una estructura con átomos de carbón en un patrón hexagonal y esta es la razón por la que puedan crearse materiales ligeros y aparentemente resistentes. Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Rice encontró su talón Aquiles: los anillos de siete átomos. En los límites de los anillos donde se interrumpe la matriz regular de unidades hexagonales (seis átomos) el grafeno tiene la mitad de la fuerza.

Quízas pienses que no es para tanto, pero te equivocas: las hojas del material cultivado en un laboratorio casi nunca tienen una estructura de hexágonos perfectos. Por los general las hojas tiene protuberancias llamadas “granos de grafeno”. Donde esos granos se encuentran, ocurren las fallas y cuando se colocan bajo tensión estos defectos comienzan a dar problemas.

Al final el grafeno resulta un material frágil que necesita perfección en su estructura para mantener su reputación. Esto nos sirve como recordatorio de que este “supermaterial” no necesariamente resolvería los problemas del mundo. [Nano Letters]

Imagen: Shilova Ekaterina / Shutterstock