Las creaciones a las que uno podría llegar con Lego son casi infinitas. Pero esta es realmente peculiar: ingeniería alemana cruzada con el Imperio Galáctico. La idea es obra, como no, de uno de los responsables de diseño de Lego, Craig Callum. No llega a la perfección mecánica de una de estas increíbles máquinas encestadoras, pero se acerca. Y mucho.

En la parte superior tenemos la furgoneta Volkswagen Transporter T1 o Kombi, todo un clásico. Debajo, las inconfundibles patas de un AT-AT de Star Wars. Lo curioso es que no es la primera vez que alguien se anima a hacer esta mezcla, aunque no en Lego. En el 2009, un fan de las furgonetas Volkswagen creó un juguete similar que incluso caminaba (debajo). Brillante. [Flickr]