El HTC One es prácticamente imposible de reparar

Es con diferencia el Android más bonito y elegante jamás creado pero para el usuario las opciones, cuando se rompa, serán pocas. iFixIt ha procedido a su habitual despiece para comprobar hasta qué punto es fácil de reparar y el veredicto no puede ser más claro.

De un total de 10 puntos, siendo 10 lo más fácil de reparar, el HTC One se queda con uno. No es el único dispositivo que recientemente ha obtenido una puntuación tan baja. El Surface Pro de Microsoft tiene la misma puntuación y el Macbook Retina de 13 pulgadas consiguió a finales de año dos puntos sobre 10.

En cierto modo no es una sorpresa. Demandamos dispositivos más delgados y ligeros y eso quiere decir que las compañías tienen que diseñarlos con componentes muy específicos, cubiertas de aluminio o chips soldados a una placa.

Hay formas de mantener cierta capacidad de reparación (el iPhone 5, por ejemplo, tiene un índice de siete puntos sobre 10 a pesar de ser muy delgado y ligero. El Z10 de Blackberry también es un móvil delgado y bien diseñado con un índice de ocho sobre 10) pero en general la tendencia es hacia dispositivos muy integrados y de difícil reparación por parte del usuario o terceros. [iFixIt, via @josejacas]