Samsung ya ha tenido problemas antes por ajustar sus smartphones para que rindieran a una potencia superior cuando se ejecutaban aplicaciones de testeo o benchmarks. La compañía coreana siempre negó esta supuesta treta para sacar mejores puntuaciones. HTC ha ido un paso más lejos y ha decidido incorporar un modo "turbo" en el nuevo One que se puede activar y desactivar.

La opción se denomina Modo de alto rendimiento, y está en el menú de herramientas para desarrolladores del terminal. Al activarlo, el smartphone utiliza todos los recursos disponibles del procesador y la memoria. Desde HTC explican que han decidido integrar esta herramienta para los técnicos que necesitan poner el procesador al máximo para realizar pruebas de rendimiento, pero que no está pensada para usar a diario ya que consume muchísima más batería.

Advertisement

El modo de alto rendimiento, sin embargo, se activa automáticamente cuando se ejecutan aplicaciones de test, y es el causante de las diferencia al analizar el terminal con distinto software de este tipo. La aplicación AnTuTu, por ejemplo, daba al M8 una puntuación de 38.815 puntos, muy por encima del Samsung Galaxy S5, el Sony Xperia Z2, o el LG G Pro 2.

Sin embargo, al aplicar la versión AnTuTu X, que está configurada para evitar estos trucos con el rendimiento, la marca del M8 baja hasta los 27.171, justo por debajo de sus tres competidores en el mercado. A HTC parece no importarle mucho la existencia de este modo o, al menos, no trata de ocultarlo. De hecho, la compañía comenta que algunas unidades del M8 no tienen esta función, pero que llegará en forma de una actualización. [Cnet]