Del cometa Siding Spring (C/2013 A1) a su paso "cercano" por Marte hemos visto ya varias fotos desde la Tierra y también desde la superficie marciana. Es un hecho histórico, la primera vez que se fotografía un cometa con un periodo orbital aproximado de un millón de años y que proviene de la nube de Oort. Pero faltaba una imagen. O mejor dicho, varias: las captadas por el telescopio Hubble.

La NASA ha publicado la foto de arriba que en realidad se trata de una composición de múltiples imágenes a diferente exposición. El Hubble las tomó entre el pasado 18 de octubre y 19 de octubre, cuando el cometa "rozó" Marte a una distancia de 144.000 kilómetros (algo más de un tercio de la distancia entre la Tierra y Luna). El telescopio captó por separado la imagen de Marte el 18 de octubre. Juntándolo todo, el resultado es una composición que podríamos estar contemplando durante otros mil millones de años.

Advertisement

La imagen es bella pero, como explicamos arriba, no deja de ser un collage. De hecho el fondo de estrellas es también parte de otra imagen tomada desde el Palomar Observatory, en California, y ajustada a la resolución del Hubble. Es la única forma en la que se pueden apreciar todos los elementos en una misma foto. Si se tomara con una única exposición, ni Marte, ni el cometa ni las estrellas se verían de forma tan nítida y brillante (como indica la NASA, Marte es 10.000 veces más brillante que el cometa, por lo que es casi imposible captar ambos en una sola imagen sin retoques).

En definitiva: un collage, pero uno de los más impresionantes jamás creados gracias al Hubble. [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)