Una pareja de jubilados disfrutaba de un safari en Sudáfrica cuando presenció una escena de lo más salvaje: un enorme ñu gemía de dolor mientras intentaba con desesperación escapar de la mandíbula de un cocodrilo. Todo parecía perdido para el mamífero cuando ocurrió algo completamente inesperado.

Mervyn Van Wyk, de 72 años, y su esposa Tokkie fueron testigos de cómo dos hipopótamos aparecieron de la nada para enfrentarse al cocodrilo y salvar al ñu. Bueno, quizá no fuera esa la intención de los hipopótamos, pero desde luego ese fue el resultado, y todo quedó registrado ante la cámara de los pensionistas.

Advertisement

Ocurrió en el Parque Nacional de Kruger, la reserva de caza más grande del país. Mervyn y Tokkie estaban en el lugar correcto y en el momento adecuado:

Hacía una mañana fabulosa el viernes. A eso de las 9:30 conducíamos cerca de Skukuza y nos arrimamos a la presa de Transport. Vimos que un ñu azul, unas cebras y unos impalas estaban pastando felizmente al otro lado de la presa. Giré el coche de manera que mi esposa tuviera una visión más clara para tomar unas cuantas fotos y nos dimos cuenta de que un desafortunado ñu había sido atrapado por un cocodrilo por la pezuña trasera derecha. Así comenzó un juego de tira y afloja que duró cerca de ocho minutos. El ñu intentaba arrastrarse fuera del agua y el cocodrilo lo metía otra vez. Podías notar el agotamiento que experimentaba el pobre ñu. Tokkie siguió grabando mientras yo observaba las inmediaciones. Entonces vi algo en el agua y pensé que eran más cocodrilos acercándose, pero resultaron ser dos hipopótamos. Los hipopótamos se aproximaron a la escena con cautela y de repente se abalanzaron sobre el cocodrilo, obligándolo a soltar el ñu. Esta sorpresa permitió que el ñu escapara, aunque con una pezuña rota. No podíamos creer la rareza de la situación. Nunca había visto a un hipopótamo acudir en ayuda de otro animal, fue sencillamente asombroso.

La pregunta es: ¿por qué hicieron eso los hipopótamos? La biología evolutiva tiene serias dificultades para justificar el altruismo y la empatía entre dos miembros de distintas especies, así que lo más probable es que esto no fuera un acto de bondad. Los hipopótamos son animales territoriales y quizá vieron al ñu como un intruso, por lo que podrían haber atacado para sacarlo del agua.

Pero después de ver el video me queda otra idea rondando que resulta aún más aterradora. ¿Podrá sobrevivir el ñu a esa grave herida en la pata, o acaso los hipopótamos lo condujeron a una muerte más lenta? A veces, quedar atrapado en la poderosa mandíbula de un cocodrilo no es la peor de las opciones.

[Kruger Sightings vía National Geographic]