El episodio sexto de la séptima temporada de Juego de Tronos ha sido una montaña rusa de emociones. Entre los sustos, los combates y los dragones es probable que te hayas perdido un detalle muy extraño relacionado con la espada de Jon Snow.

Si no has visto aún el episodio sexto de esta temporada, a continuación puedes encontrar algunos spoilers menores. Nada grave, pero mejor avisar.

El detalle tiene lugar tras el angustioso combate contra el ejército de muertos vivientes. Jon Snow es arrastrado al fondo del lago helado por los monstruos. Después de unos instantes de angustia, el bastardo de los Stark sale del agua y sujeta su fiel espada Longclaw para ayudarse a salir.

Advertisement

La escena es un plano fijo en el que, durante unos segundos, solo se ve la espada de Jon Snow en primer plano, y el agujero en el hielo por el que ha caído su dueño. El detalle, de hecho, es tan rápido que a menos que no te estés fijando en ese punto de la pantalla lo pasas completamente por alto. Por fortuna, un redditor con vista de lince sí que se ha fijado. Se trata de los ojos de la cabeza de lobo que forma el pomo de la espada. Al principio, parecen cerrados.

Para, de repente, abrirse cuando la mano de Jon Snow sale del agua.

El detalle ha desatado una sesuda discusión entre los aficionados. Se supone que los ojos de la figura son dos granates de color rojizo incrustados, así que muchos achacan la ilusión óptica al reflejo del cuerpo de Jon Snow al aproximarse a la superficie. Primero se ve blanquecino por la nieve, después refleja una sombra que parece una pupila.

Advertisement

sin embargo, están quienes creen que la teoría del reflejo es demasiada casualidad (al fin y al cabo Jon está al otro lado del ojo que se ve en pantalla) y se preguntan hasta qué punto las armas mágicas de Canción de Hielo y Fuego son solo pedazos de metal muy bien forjados o están imbuidas de cierta consciencia como ocurre en otros mundos de fantasía épica.

Finalmente, no faltan los que enarbolan hipótesis más retorcidas, como que Bran sea capaz de introducirse en la espada para vigilar a Jon Snow a través de sus ojos. Lo que está claro es que a partir de ahora vamos a tener que fijarnos mucho más atentamente en esa cabeza de lobo. [Imgur vía Mashable]