Imagen: AP Photo/Ringo H.W. Chiu

El físico canadiense Jeff Dahn es reconocido como uno de los investigadores pioneros de las baterías de iones de litio que ahora utilizan todos nuestros dispositivos electrónicos. Desde junio de 2016 trabaja en exclusiva para Tesla, y esta semana ha desvelado algunos de sus avances en la compañía.

Durante una charla en el MIT titulada “¿Por qué se asociaría Tesla Motors con un canadiense?”, Dahn anunció que junto con su equipo de estudiantes de posgrado había desarrollado nuevas celdas electroquímicas que duplican la vida útil de las baterías de los productos de Tesla. La tecnología es tan avanzada que se han adelantado cuatro años a la hoja de ruta prevista.

Captura: electrek

El secreto de Dahn y su equipo son unas máquinas que utilizan para monitorizar con precisión las celdas de las baterías durante los ciclos de carga y descarga. Con ellas consiguen identificar las posibles causas de degradación de estas celdas y probar nuevas químicas más rápido y con mayor acierto, lo que les lleva a mejorar su durabilidad.

Advertisement

Con este método descubrieron un revestimiento de aluminio que superó a cualquier otro material que habían probado. Ahora sus celdas apenas se degradan bajo un elevando número de ciclos a temperatura moderada y se degradan poco incluso en condiciones difíciles. En la ronda de preguntas y respuestas de la charla, Jeff Dahn reveló que duplicar la vida útil de las baterías era su objetivo a cinco años con Tesla (y lo consiguió en un año).

Captura: electrek

Dahn explicó además que al aumentar la vida útil de sus baterías, Tesla podría reducir el coste de los kWh entregados en proyectos residenciales y de servicio público, y puso como ejemplo un precio de $0,23 por kWh para la energía solar residencial y de $0,139 por kWh para la escala pública.

[electrek]