Apple presentó su propio sensor de huellas dactilares a mediados de 2013, el cual debutaría en el entonces nuevo iPhone 5S. Pero lo que se convirtió en un estándar para la compañía en todos sus dispositivos móviles podría cambiar en la próxima generación del iPhone, siendo reemplazado por un escáner facial.

Los rumores acerca del iPhone 8 no se detienen. Esta vez, Mark Gurman de Bloomberg, fuente insaciable de filtraciones relacionadas a la compañía de la manzana, reporta que personas involucradas con el desarrollo del próximo iPhone aseguran que contará con un sistema de reconocimiento facial integrado tan rápido y preciso como el mismo Touch ID (sensor de huellas de Apple).

Advertisement

Este sistema se basaría en un sensor 3D que permite, según los rumores, detectar profundidad de campo para evitar que sea engañado con una simple fotografía, como tantos sistemas en otros móviles han sido burlados hasta ahora.

Sin embargo, lo más interesante de este rumor no es solo el hecho de que a partir del próximo iPhone podremos desbloquear el móvil con el rostro, sino que la filtración habla de que Touch ID sería reemplazado “tanto para desbloquear el sistema como para realizar pagos mediante Apple Pay”. Esto no deja claro si el reconocimiento facial simplemente tomará protagonismo como medida de seguridad en el iPhone o, por otro lado, Touch ID desaparecerá del móvil.

Si Touch ID fuera descartado en el iPhone 8 tendría que ver con la dificultad que ha supuesto hasta ahora implementar el sensor debajo de la pantalla del móvil, algo de lo que mucho se ha hablado hasta ahora. Si Apple quiere eliminar por completo el botón Home y no ha sido capaz de incorporar el sensor Touch ID debajo de la pantalla solo hay dos soluciones posibles: mudarlo a la parte trasera del iPhone o descartarlo por completo. Un sensor de reconocimiento facial solucionaría este problema y permitiría lo segundo. [Bloomberg vía Fortune]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.