Una patente no siempre se traduce en un producto. La ley actual favorece que las compañías patenten la mayor cantidad de ideas posible de cara a protegerse en un futuro de posible ataques legales de la competencia. La última patente de Apple, sin embargo, sería cuando menos curiosa de ver implementada en un iPhone. Es un sistema que permite girar el teléfono en el aire durante una caída para evitar que se rompa la pantalla.

El sistema utiliza los acelerómetros del teléfono para calcular la velocidad de caida y la orientación en el espacio y en baee a ella alterar el centro de gravedad del teléfono usando un sistema de pesos móvil.

Advertisement

Hoy en día es una idea compleja de integrar en el interior del teléfono sin aumentar considerablemente el tamaño, peso o disminuir la autonomía, pero en un futuro podría ser la diferencia entre un smartphone con la pantalla rota o uno con sólo un pequeño rasguño.

Esta, sin embargo, no es la única idea que explora formas de proteger el móvil durante una caída. Amazon patentó recientemente un sistema de "airbag" que utilizaría también un procedimiento parecido. Al detectar una caída el teléfono podría usar pequeños chorros de aire comprimido para reorientarse en el espacio e incluso amortiguar el impacto en las últimas milésimas de segundo. [Apple Insider]