iPhone. Un nombre previsible para un teléfono de Apple, ¿no? En realidad no tanto. La compañía de Cupertino esperó hasta el último minuto antes de nombrar a su dispositivo estrella y el nombre iPhone no estaba exento de problemas ya que otros productos de terceras compañías ya usaban esa misma denominación. Apple barajaba varias alternativas que no han visto la luz hasta ahora, entre ellas, sorprendentemente "iPad", el mismo nombre que usó luego en sus tabletas.

Hay más. Entre los nombres que Apple consideró junto a los responsables de marketing y publicidad estaban Telepod, Mobi o Tripod. Telepod fue uno de los candidatos más serios para el nombre. A los responsables de las compañías les resultaba futurista y mezclaba la palabra Pod, asociada a los reproductores de música de la compañía.

Advertisement

Al final la compañía apostó por el ahora familiar iPhone pero no sin antes tener que llegar a un acuerdo con Cisco, que usaba ese mismo nombre en su línea de teléfonos con voz IP. Los detalles del acuerdo no se conocen pero Apple tuvo que licenciar la marca y llegar a varios acuerdos asociados a telefonía y empresa con Cisco para poder usarla. [9to5Mac]