En 1995 se lanzó un juego que combinó la dinámica de un simulador de vuelo con un juego de disparos en primera persona. Fue Descent y marcó una época. Una de las diferencias respecto a otros juegos es que permitía seis grados de libertad de movimiento, haciendo la experiencia mucho más inmersiva. Ahora acaba de aterrizar en Steam, y a mitad de precio.

Te puedes descargar el juego por 2,99 euros / 3.5 dólares y revivir uno de los mejores títulos que recordamos en mucho tiempo. En total, 27 niveles de pura acción. Si te lo perdiste cuando nació hace años, ahora que está en Steam es tu oportunidad para descubrir por qué dio tanto que hablar. [vía Steam]