El Kindle más básico carece de las funciones avanzadas de las que presumen sus hermanos mayores, el Paperwhite y el Oasis, pero sigue siendo el favorito por parte de los consumidores por una simple razón: por el precio que tiene es complicado encontrar algo mejor. Ahora, Amazon ha mejorado sus prestaciones ligeramente.

Es más delgado, algo más ligero y tiene el doble de almacenamiento. Se ha añadido, además, soporte para cascos bluetooth. La pantalla, la que es sin duda la característica más importante de todo el dispositivo, permanece intacta. Ni más resolución ni mejor tasa de refresco, lo que cambia es lo de fuera y el almacenamiento.

Sobre el Bluetooth, y como detalle curioso, ni el Paperwhite ni el Oasis tienen esta función así que de momento queda relegada a lo más bajo de la gama. El color blanco, eso sí, también pasará a estar disponible como opción para los que compren un Paperwhite.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.