Si ves el fondo de la imagen de arriba borroso, tranquilo, no es ni tu ordenador, ni tu vista, ni una foto desenfocada. Es la contaminación. Se trata del Maratón Internacional de Pekín, celebrado ayer en la capital china pese a una alerta gubernamental por elevada contaminación. La densidad de partículas finas en el aire llegó a alcanzar los 400 microgramos por metro cúbico. El máximo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a partir del cual el aire ya no es saludable es de 25 microgramos por metro cúbico.

Pekín de hecho violó su propia recomendación ayer de permanecer en sitios cerrados dado el nivel de contaminación en el aire, medido por la concentración de partículas PM2,5 (partículas que miden 2,5 micras de diámetro o menos y son peligrosas para la salud).

Advertisement

Pensamos que el futuro sería así, acostumbrarnos a una especie de incómoda vida postapocalíptica. Nos equivocamos. Este es el presente.

Fotos: AP