Esta pantalla tiene una resolución nativa de 16.800 píxeles. Puede parecer muy poco, pero no lo es si tenemos en cuenta que cada uno de esos píxeles es una de las teclas de un teclado mecánico retroiluminado. La pantalla es perfecta si lo que nos apetece es jugar a videojuegos en 8 bits en formato cine.

La creación forma parte del stand de Logitech en la feria PAX East 2016 y, de hecho, está fabricada con 160 teclados mecánicos G810 Orion Spectrum de la prestigiosa compañía suiza. Aparte de un considerable esfuerzo de programación, la única modificación que han sufrido los teclados es que se les ha retirado la cubierta negra de sus teclas para que los LED bajo ellas brillen en todo su esplendor.

Advertisement

Advertisement

El teclado es personalizable y puede mostrar 16,8 millones de colores mediante combinaciones de RGB. Probablemente más de lo necesario para mostrar gráficos de 8-bits, y decididamente más de lo que nadie podría pedir como opción de personalización. El G810 tiene interruptores mecánicos Romer-G que, según Logitech, son un 25% más resistentes que los míticos Cherry X. Es parte de la razón de que sea la pantalla con resolución menor a CGA más cara de la historia. Solo los teclados cuestan 31.200 euros. [vía Logitech G]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.