Cuando visitó Hong Kong, el fotógrafo sueco Christian Aslund se quedó fascinado. Sus calles le parecieron el mejor escenario que jamás había visto para un videojuego. ¿Por qué no simular uno? Dicho y hecho. El resultado son una serie de geniales fotografías que rinden tributo a los juegos 2D.

Para conseguir el efecto plano, Aslund tomó las fotos con una cámara con teleobjetivo desde un punto elevado. El retoque posterior es mínimo, básicamente a nivel de contraste y colores. El efecto visual que consiguen es realmente curioso, como seguir a un personaje encerrado en un fantástico videojuego urbano. Puedes visitar la web del autor aquí. [kotaku]