Un arco, una flecha y un pequeño hilo. Algunos niños prefieren esperar estóicos a que los dientes se caigan por sí solos, otros se encomiendan al Ratoncito Pérez... Esta niña ha preferido inventarse un método casero muy curioso. El GIF no lo aclara, pero parece funciona. Cuidado dónde apuntas. [Lolbrary]