Chicago, la ciudad de los rascacielos, acaba de inaugurar una nueva atracción turística no apta para cualquiera. Si tienes vértigo o miedo a las alturas, no lo intentes. Se trata de un mirador abatible estrenado esta semana en la planta 94 del John Hancock Center, en Chicago. La cristalera se inclina 30º y te deja suspendido en la nada a más de 300 metros de altura.

El nuevo mirador se llama, muy oportunamente, Tilt (inclinación). Se estrenó este jueves en el rascacielos John Hancock Center. Sus 457 metros de altura lo hacen el tercer edificio más alto de Chicago y el 5º de EE.UU. Ahora, con este nuevo invento, las vistas desde su planta 94 son más que nunca inolvidables.

Advertisement

Puedes ver debajo dos vídeos que el Chicago Tribune y el Chicago Sun-Times filmaron de la nueva atracción.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)