Se acercan días críticos para el duo espacial que estudia el cometa 67P formado por la sonda Rosetta y el módulo Philae. La cantidad de luz que recibe el cometa Churyumov-Gerasimenko ha aumentado al acercarse al sol, y Rosetta comenzará a enviar señales para comprobar si el robot sobre la superficie del cometa ha despertado.

Philae entró en estado de hibernación el pasado 12 de noviembre. El pequeño módulo rebotó al aterrizar sobre el cometa y acabó atrapado en una zona de sombra donde no recibía suficiente luz para mantenerse operativo. Desde entonces, se ha mantenido a la espera, aprovechando los minutos que recibe de luz para mantenerse caliente.

Esperando una señal

67P en una imagen tomada el 6 de marzo. Vía ESA/Rosetta/NAVCAM

Los científicos de la misión Rosetta para la Agencia Espacial Europea explican que, para que Philae despierte, se tienen que cumplir una serie de condiciones. Esas condiciones es que reciba al menos 5,5 vatios de energía de sus paneles solares, y que la temperatura en su interior sea superior a los 45 grados celsius.

Advertisement

Ahora mismo, el pequeño robot utiliza toda su energía para mantenerse tibio. El lugar en el que aterrizó es especialmente frío debido a la falta de luz solar, pero 67P está ahora a solo 320 millones de kilómetros del sol. Stephan Ulamec, del Centro Aeroespacial Alemán (DLR), explica que el cometa ahora recibe el doble de luz solar. "Es posible que siga haciendo demasiado frío como para que Philae despierte, pero tenemos que probar. Las posibilidades aumentan a cada día que pasa." añade Ulamec.

Lo más emocionante es que es posible que Philae ya esté despierto, pero aún no tenga energía suficiente como para emitir una señal a Rosetta, que es la encargada de las comunicaciones con la Tierra. A partir del próximo día 12, los científicos de la ESA comenzarán a emitir señales hacia la posición donde creen que ha quedado Philae para chequear si ha despertado o no. El período entre el 12 y el 20 de marzo es en el que más posibilidades hay de que despierte por la orientación de 67P respecto al sol.

¿Qué pasa si despierta?

Zona donde la ESA cree que se encuentra Philae.

Si Philae recibe más de 5,5 vatios y está a más de -45 grados comenzará a escuchar señales provenientes de Rosetta. Para establecer una comunicación bidireccional necesita 19 vatios. Incluso si no tiene la suficiente energía como para comunicarse, Philae puede recibir comandos a ciegas. Los científicos planean enviarle órdenes para optimizar su proceso de reactivación. Rosetta emitirá esos comandos durante 11 pasadas especialmente favorables en las que orbitará sobre la zona en la que se cree que está Rosetta en horas de luz.

Advertisement

El proceso de reactivación tiene como objetivo calentar la batería de Philae lo suficiente como para que pueda volver a almacenar energía, pero cabe la posibilidad de que esa función no pueda volver a activarse después del largo sueño del módulo. Incluso si eso no es posible, hay una tercera posibilidad, y es que Philae trabaje durante la hora y pico en la que recibe luz solar directa. El número de pruebas a realizar estaría más restringido, pero igualmente se conocerían nuevos y cruciales datos sobre 67P. Se acercan días emocionantes. [vía ESA]

Foto de portada: Interpretación artística de Philae en el lugar donde ha quedado atrapado sobre 67P. Vía DLR.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)