Es oficial. Después de varias informaciones surgidas en diversos medios, Lenovo acaba de confirmar oficialmente que ha comprado Motorola Mobile. Google ha vendido el fabricante de móviles que compró en 2011 por una cifra que ronda los 2.910 millones de dólares según los datos ofrecidos por Lenovo.

La cifra de la operación está abismalmente por debajo (apenas una cuarta parte) de los 12.500 millones de dólares que pagó Google por la compañía en 2011. Según Lenovo, 1.410 millones se pagarán ahora en efectivo y acciones de Lenovo. La segunda parte del pago se hará realidad en un plazo de unos tres años hasta el total de 2.910 millones de dólares.

Advertisement

Google se queda, eso sí, con la mayor parte de las patentes de hardware que tenía Motorola salvo 2.000, que entregará a Lenovo como parte del trato. Los de Mountain View y Lenovo han llegado a un acuerdo para que la compañía china pueda hacer uso de las patentes que se queda Google en los terminales que fabrique en el futuro. Lenovo, por su parte, tiene el derecho a usar libremente la marca Motorola, y pasará a gestionar los terminales Moto X y Moto G que Motorola lanzó bajo el ala de Google.

La noticia no puede ser una sorpresa mayor para el sector. Recientemente, el blogger ruso Eldar Murtazin hizo correr otro rumor en el que se aseguraba que Google iba a acabar con la familia Nexus en 2015. Este rumor resultaba lógico a tenor de los últimos movimientos de Google y de Motorola. Una operación como esta echa por tierra cualquier análisis previo, y suscita no pocas preguntas sobre hacia donde se dirige Google exactamente. [Lenovo y Google]