Los especialistas en autopsias digitales de iFixit han sudado de lo lindo con el nuevo Nexus 6P. El terminal de Google y Huawei rompe la tradicional buena reparabilidad de los Android y se convierte en una pequeña pesadilla para los servicios técnicos.

Advertisement

El Nexus 5X, por ejemplo, obtuvo una puntuación de 7 sobre 10 en cuanto a la facilidad de reparación. El Nexus 6P, sin embargo, ha sacado solo un 2. Las razones son varias, pero la principal es la forma en la que se ha integrado el cristal de la cámara, que hace casi imposible abrir el terminal sin romper esa pieza.

Si logramos evitar causar daños, llegar a la batería es fácil, pero para cambiar la pantalla es preciso extraer toda la electrónica del teléfono pieza a pieza, y muchos de los componentes se han ensamblado a base de grandes cantidades de pegamento. En definitiva, que el Nexus 6P va a traer de cabeza a la hora de repararlo. Procura que no se te rompa la pantalla. En la página de iFixit podéis ver todos los pormenores de la autopsia al nuevo buque insignia Android. [vía iFixit]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)