Imágenes: Alex Cranz / Gizmodo

Amazon y Google se han declarado la guerra por el negocio de los altavoces inteligentes. Ayer mismo, Google decidió eliminar la aplicación de YouTube del nuevo Echo Show, alegando que Amazon violaba sus términos por crear una “experiencia de uso rota”. Ahora, Amazon ha lanzado un nuevo Echo que es sobre todo más barato que un Google Home.

Han pasado tres años desde la presentación del Amazon Echo original; un producto al que le dábamos dos telediarios, pero que consiguió abrir un nicho de mercado de millones de usuarios. El nuevo Echo es más bajito y viene con un diseño menos techie, más adaptado al salón de casa. Como ocurría con el Google Home, ahora puedes elegir entre una de seis carcasas con distintos colores y texturas. El altavoz también promete un reconocimiento de voz más preciso, gracias a un nuevo sistema de micrófonos de largo alcance.

El nuevo Echo estará disponible hoy mismo por 100 dólares; pero si compras tres, Amazon te los venderá por 250 dólares (es decir, con un descuento de $50). Nada mal teniendo en cuenta que el altavoz de Google cuesta 130 dólares (y hasta ahora era más barato que el Echo original).

Hay más.

Aparte del nuevo Echo, Amazon ha presentado un Echo Plus con un diseño más parecido al original (pero disponible en tres colores). Además de todas las funciones tradicionales del asistente de voz Alexa, este altavoz de 150 dólares añade características exclusivas relacionadas con la domótica (como soporte para el estándar Zigbee) y viene con una bombilla de luz blanca Philips Hue con la idea que los usuarios se inicien en el mundillo de las smart homes.

También han presentado una cajita llamada Echo Connect, que cuesta 35 dólares y está pensada para los que quieren estar en contacto con su Echo en todas las habitaciones de la casa, pero no quieren gastarse un dineral en varios altavoces. La pega es que tiene el aspecto de un intercomunicador de oficina de los 70.

Y por si te parecían pocos dispositivos Echo, Amazon ha anunciado además un nuevo Echo Spot que cuesta $130, tiene su propia pantalla circular de 2,5 pulgadas y hace todo lo que Alexa sabe hacer en asistentes como el Echo Dot. Y como ocurría con el Dot, el nuevo Echo Spot cuenta con Bluetooth y un jack de audio por si quieres conectarlo a algo mas potente que su diminuto altavoz.

Bueno, eso es to... ah, no. Espera, que Amazon también ha anunciado unos extraños botones llamados Echo Buttons que se venden en packs de tres por 20 dólares y recuerdan a los famosos Amazon Dash Buttons. Lo interesante es que, a diferencia de los Dash Buttons, no solo sirven para comprar sino que tienen múltiples propósitos como, por ejemplo, jugar en grupo.