Rusia no pasa por su mejor momento económico, pero eso no ha impedido que su presidente, Vladimir Putin, esté construyendo un nuevo y colosal cosmódromo en la esquina este del país. El puerto espacial se llama Vostochny, y podéis apreciarlo en estas espectaculares imágenes.

¿Por qué construir un nuevo cosmódromo si ya tenemos el mítico Baikonur? La respuesta es reducir la dependencia exterior. Baikonur está en KAzajistán, que pertenecía a la antigua Unión Soviética, pero que no es Rusia. A Putin no le gusta tener que depender tanto de lo que ahora es otro estado para sus lanzamientos.

Putin aprobó el proyecto en 2007, y la construcción dio comienzo en 2011. Se supone que estará terminado para 2018, pero las obras no están exentas de problemas. En Abril de este mismo año, los trabajos se interrumpieron debido a una huelga de los trabajadores.

En las redes sociales aparecieron varias fotos de los edificios del complejo con pintadas en el tejado en las que e podía leer: “Querido Putin V.V. Salve a los trabajadores. Llevamos 4 meses sin cobrar y queremos trabajar”. No es la primera vez que se acusa a las empresas implicadas en el proyecto de corrupción. En aquel momento, Igor Komarov, de la Agencia Espacial rusa reconoció que el proyecto ya llevaba unos cuatro meses de retraso. Putin prometió que rodarían cabezas en las contratas responsables de no pagar a los trabajadores, pero sus promesas debieron en caer en saco roto, porque una semana después los trabajadores se declararon en huelga de hambre.

Advertisement

En junio de este año, Putin decidió tomar control personal del proyecto. Su ministro de finanzas, Anton Siluanov, anunció una nueva inyección económica de 20.000 millones de rublos (unos 370 millones de dólares). Las obras continúan.

Primer lanzamiento comercial en 2017

La agencia rusa TAAS aseguraba en junio que los primeros lanzamientos comerciales en Vostochny tendrán lugar a finales de 2017 como parte de un nuevo acuerdo entre la agencia rusa Roscosmos y compañías francesas y británicas. El acuerdo ingresará en las arcas de Roscosmos mil millones de dólares.

De momento, el cosmódromo ya tiene bastantes estructuras montadas y listas. Entre ellas el pozo de contención de lanzamientos, los soportes hidráulicos para los cohetes, y varias antenas de comunicaciones. También se están construyendo las líneas de tren necesarias para mover los cohetes hasta el lugar de lanzamiento. Vostochny no tiene una localización tan privilegiada como Baikonur de cara a poner vehículos en órbita, pero es más ventajoso para lanzamientos ecuatoriales. Cuando esté terminado, será el nuevo punto de partida para las misiones de abastecimiento de la Estación Espacial Internacional.

Fotos: Amur y Kremlin. Fotos de las obras: Igor Ageenko/Roscosmos

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)