Foto: Lucasfilm

Cuando Luke Skywalker llegó a Dagobah se encontró con la negativa de Yoda a aceptarlo como discípulo. Tras hablar con Obi Wan, Yoda aceptó a regañadientes entrenar a Luke. Lo que no nos contaron era por qué el maestro Jedi estaba tan furioso al respecto. La razón era que Yoda esperaba a Leia, no a Luke.

Esa es la interesante revelación que nos hace There is another (Hay otro), un relato corto que forma parte de un nuevo libro con 40 historias titulado Star Wars: From A Certain Point of View. Huelga decir que el nuevo libro forma parte del canon oficial aceptado por Disney y Lucasarts. En otras palabras, lo que sucede en esos relatos puede perfectamente afectar a los films venideros.

Advertisement

There is another profundiza precisamente en los acontecimientos previos a la primera visita de Luke a Dagobah. Tras su muerte, Obi Wan se aparece Yoda para revelarle que El elegido se dirige en su busca para recibir entrenamiento. El maestro Jedi acoge la noticia con entusiasmo, pero solo porque pensaba que el elegido para restablecer el equilibrio en la fuerza es Leia, no Luke. La llegada del joven Skywalker pilla completamente por sorpresa a Yoda, quien de primeras se niega a entrenarlo alegando que es igual de impulsivo e inestable que su padre Anakin.

El relato explica también la famosa réplica que lleva por título (Hay otro) que también es la réplica con la que Yoda contesta a Obi Wan cuando este le ruega que entrene a Luke porque es la última esperanza. El relato revela también que Yoda en realidad ya tenía pensado trascender (morir y hacerse uno con la Fuerza) y que solo los ruegos de Obi Wan le impidieron hacerlo. Si todo esto afecta al desarrollo de los acontecimientos de The Last Jedi es algo con lo que solo podemos especular, pero es una sombra más en el futuro del “no tan elegido” Luke Skywalker. [vía ScreenRant]