Puede que no sea una contraseña. Queremos pensar que no es una contraseña. Sin embargo tiene todo el aspecto de ser una contraseña. Ahora solo queda esperar que Sean Spicer, nuevo secretario de prensa y portavoz de la Casa Blanca en la era Trump la cambie en los servicios en que la usa.

El tuit dice simplemente “n9y25ah7", que tiene todo el aspecto de ser una contraseña de Twitter para alguna aplicación móvil o un error del portavoz durante una autenticación en dos pasos. El mensaje ha desaparecido tan rápido como se publicó, así que suponemos que el gabinete de la Casa Blanca haya tomado las riendas del desliz. Lo peor del asunto es que no es la primera vez que Spicer publica mensajes similares en Twitter.

El tropezón de Spicer se suma a una larga lista de imprudencias del nuevo ejecutivo de Trump. El flamante presidente no solo se niega a abandonar su smartphone de siempre en contra de las advertencias de los servicios de inteligencia. Parece que Spicer y otros miembros de su gabinete siguen usando cuentas personales de correo electrónico para asuntos oficiales. Esperemos que a nadie le de por publicar en Facebook códigos de lanzamiento de misiles. [vía Twitter]

Advertisement