El V-22 Osprey es uno de los aviones más espectaculares del mundo. Se caracteriza, precisamente, porque es capaz de aterrizar y despegar en vertical utilizando menos espacio que un avión convencional. Ahora, DARPA acaba de presentar otro concepto, que además es eléctrico, todavía más increíble.

El prototipo ha sido creado por Aurora Flight Sciences y su nombre provisional es X-Plane (muy futurista, sí, pero también bastante manido). El motor será el mismo que utiliza el V-22, con 4000 caballos de potencia que se distribuirá en 24 hélices, 9 en cada ala posterior, 3 en cada anterior. No está previsto que incluya un piloto y se controlará desde tierra, convirtiéndolo en esencia en un dron extremadamente avanzado.

Dichas hélices rotarán en las fases de despegue y aterrizaje para realizar la transición entre estas y el vuelo de crucero. ¿Por qué le interesa a DARPA el X-Plane? El principal motivo es que los aviones VTOL (Vertical Take-Off and Landing) es que mantienen un delicado equilibrio entre la velocidad de vuelo contra el alcance y la eficiencia. Normalmente hay que sacrificar uno para obtener los otros dos. Con el X-Plane, DARPA espera obtener un balance global.

La velocidad de vuelo esperada rondará los 300 o 400 knots (de 555 a 740 kilómetros por hora, aproximada) y será casi el doble que eficiente que el V-22. Podrá llevar hasta un 40% de su peso, que es de unas 4,5 toneladas.

Sobre cuándo estará listo los detalles son, como es habitual, bastante inexactos. Aurora Flight Sciences espera hacer una demostración en torno a 2018, y no hay noticia acerca de cuándo estará disponible de manera oficial, esperemos que no corra la misma suerte que el F-35. [vía DARPA]


Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)