Charge HR es el mejor cuantificador que hay, pero el mercado que está creciendo es el de los smartwatches. ¿Qué ha hecho Fitbit? Apostar por el modelo Surge. Su nuevo invento se llama Blaze y tiene una gran pantalla a color con pulseras intercambiables. Tiene aspecto de smartwatch, pero es un medidor de fitness.

Fitbit Blaze no hace todo lo que puede hacer un smartwatch completo, como instalar aplicaciones. Se centra en dar la hora, entregar notificaciones y sobre todo llevar un registro de la actividad física, de los pasos, de las horas de sueño. Es básicamente un cuantificador de fitness adaptado a la moda. A cambio, Blaze promete 5 días de autonomía, más de lo que consigue cualquier smartwatch.

El software también incluye algunas novedades: ahora es capaz de distinguir automáticamente qué tipo de ejercicio estás haciendo y llevar un registro de las actividades sin que tengas que configurar nada. Como de costumbre, es compatible con Android y iOS. ¿Una carencia? No tiene GPS.

Advertisement

En cuanto al precio, parte de 200 dólares con pulsera elastómera (es decir, de goma). Las mallas también se pueden adquirir por separado: la de elastómero por $30, la de cuero por $100 y la de acero inoxidable por $130. Fitbit Blaze se podrá reservar a partir de hoy.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)