Este fin de semana ha finalizado la competición robótica organizada por la agencia estadounidense DARPA, encargada de proyectos de investigación en defensa. Las tareas a completar por los 16 robots no eran sencillas: subir escaleras, caminar por terrenos desiguales, sortear obstáculos, cerrar varias válvulas de presión, abrir una puerta o realizar un agujero en una pared. ¿El ganador? SCHAFT, el nuevo robot de Google.

El robot SCHAFT comenzó como un proyecto en la Universidad de Tokio, luego se convirtió en compañía privada y recientemente Google adquirió la empresa, poco antes de hacerse también con Boston Dynamics. SCHAFT (en las fotos arriba y debajo) logró las mejores puntuaciones en los retos de caminar en terrenos desiguales, subir y bajar escaleras, limpieza de escombros y re-conexión de una manguera.

Debajo puedes ver cómo realizó todas las pruebas en ensayos, en un vídeo reciente publicado por la compañía. Pruebas que, por cierto, incluían conducir un todoterreno. Si estas máquinas ya pueden hacer hoy en día estas tareas, imagínate de qué serán capaces en 100 o 200 años.