Foto: Frank Augstein / AP Images.

Un grupo de páginas de Facebook se ha dedicado a transmitir en vivo los partidos de fútbol de las principales ligas europeas de manera pirata, saltándose las reglas de la red social para evadir sanciones y el cierre de sus perfiles. La forma en la que lo hacen es brillante y demuestra un fallo en la plataforma.

La justicia española navegó durante años para poder lograr el cierre definitivo de la página web Roja Directa, dedicada a transmitir en vivo los partidos de fútbol (y otros deportes) sin tener permiso de los canales y corporaciones que pagan por las licencias de la emisión. Estas páginas web son como la mitológica Hidra: cierras una, aparece una docena.

Advertisement

No obstante, ahora ni siquiera es necesario contar con una página web propia para poder transmitir los partidos de forma pirata y obtener beneficios monetarios. Aunque la mayoría de redes sociales cuentan con sistemas dedicados a dar de baja este tipo de contenido, los piratas suelen estar un paso por delante y siempre logran evadirlos.

Este es el caso de Facebook y los partidos de fútbol emitidos sin permiso, como reportan desde Verne. Existen páginas web como “Capitanes del Fútbol” que se dedican a transmitir estos partidos en vivo y en buena calidad por “la vía alternativa”. La Liga española de fútbol está al tanto, sin que hasta ahora haya podido hacer nada para evitarlo.

Captura de pantalla de la emisión pirata del partido Barcelona-Real Madrid del 3 de diciembre de 2016. (vía Verne)

El truco de estos perfiles se basa en simular una página de contenido tradicional (publicando artículos, fotos, comentarios de opinión y memes deportivos), pero cuando se lleva a cabo un partido lo transmiten usando otros perfiles de Facebook fantasmas que se encargan de la emisión. La página final, esa que ve el usuario, es solo un intermediario.

Advertisement

Tras finalizar el partido, todos los enlaces y perfiles relacionados con la emisión desaparecen. De esta forma evaden las reglas de la red social y no son culpables de ningún delito dado que solo están compartiendo publicaciones ajenas.

Los perfiles anuncian la emisión antes de su inicio, pero todos estos mensajes desaparecen al finalizar el partido (vía Verne)

Los perfiles de Facebook encargados de la transmisión en vivo utilizan programas de captura de pantalla para reproducir los partidos (que obtienen de servicios como Direct TV Sports). Estas emisiones son compartidas en una página secundaria que después es compartida de nuevo en la página principal, esa a la que sigue el usuario.

El resultado es que la emisión de un partido puede llegar a más de 700.000 personas, como fue el caso del partido del 3 de diciembre entre el Barcelona y el Real Madrid. Al final, la página web acumuló varios millones de visionados.

Advertisement

Es una forma de piratería que se está haciendo cada vez más popular. Los diferentes organismos judiciales de Europa cada vez buscan nuevas formas de hacer desaparecer las emisiones, algo muy difícil de lograr debido a que el defecto comienza, posiblemente, en las propias reglas y políticas de redes como Facebook y Twitter. [vía Verne / El País]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.