CAD es una de las aplicaciones más utilizadas en el mundo de la arquitectura, la ingeniería o el diseño industrial. Sus creadores en Autodesk llevan siete años trabajando en Dreamcatcher. Se trata de una nueva aplicación que aplica a los diseños en 3D algoritmos evolutivos similares a los que vemos en la naturaleza a la hora de hacer evolucionar a los seres vivos.

Suena futurista, pero lo cierto es que es una idea fascinante. Imaginemos que diseñamos, por ejemplo, una silla. Lo que hace Dreamcatcher sobre el diseño original es introducir mutaciones en base a una serie de parámetros designados por el usuario como: "aumentar la resistencia o la ergonomía, y mantener el coste de los materiales". El software ofrece una serie de soluciones para que el diseñador elija. Una vez seleccionadas, introduce variables aleatorias y hace el cálculo de cómo afectaría al diseño final del producto.

La capacidad de introducir cambios de Dreamcatcher es ilimitada aunque, evidentemente, no todas las mutaciones son deseables o eficientes. La última palabra a la hora de juzgar el diseño la tiene siempre el usuario. El sistema, no obstante, facilita mucho la introducción de variables creativas sobre herramientas tipo CAD.

Esta manera de trabajar, conocida como diseño generativo, no es nueva, pero Dreamcatcher la pone a disposición de cualquier ingeniero con conocimientos de CAD. Los técnicos de Autodesk ya han utilizado el software en el diseño de la pieza de una moto que incrementa la resistencia del chasis del vehículo, reduce el peso y mejora la maniobrabilidad. La aplicación no reemplazará a CAD, sino que será una herramienta más de este popular paquete de software. [Dreamcatcher vía MIT Technology Review]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)