Imágenes: Alex Cranz / Gizmodo

Sony hace muy buenas cámaras. Sus cámaras profesionales se han convertido en un objeto de deseo hasta para los fotógrafos reacios a actualizar, y sus sensores para smartphones se encuentran no solo en sus propios productos sino también en la mayoría de los productos de la competencia. Así que, cuando Sony hace un nuevo teléfono como el Xperia XZ Premium, la cámara es el principal reclamo.

El nuevo Sony Xperia XZ Premium es el hermano mayor de la línea Xperia X presentada el año pasado. Como suele ser habitual en la gama Xperia, se trata de un teléfono muy rectangular con una gran cámara. Pero el sensor de la cámara del XZ Premium es tan grande que casi nos parece demasiado para un teléfono inteligente. Sony dice que puede tomar fotos más rápido que sus competidoras y grabar vídeos a cámara lenta mucho más lentos gracias a la tecnología “Motion Eye” del nuevo sensor. El XZ Premium dispara 960 fotogramas por segundo a 720p. Por comparar, el smartphone promedio solo llega a 240 fps.

Advertisement

Este video es un buen ejemplo de la diferencia entre 240 y 960 fps:

Pero, ¿hace falta tanto en un teléfono?

Advertisement

Advertisement

No es el único reclamo que Sony presenta con este nuevo smarpthone. El Sony Xperia XZ Premium tendrá un procesador Qualcomm Snapdragon 835 de última generación y una pantalla con resolución 4K. Sony dice que además el panel será compatible con HDR (pero no pudo confirmar a Gizmodo qué tipo de contenido HDR será capaz de mostrar). El sistema Motion Eye tiene una función de captura predictiva que empieza a fotografiar antes de que presiones el botón y Sony afirma que sus capacidades en baja luz son incomparables.

Además del XZ Premium, que se espera en Estados Unidos para la primavera de 2017, Sony anunció un pequeño Xperia XZ de 5,2 pulgadas que estará disponible el 5 de abril por $700 e incluirá el sistema Motion Eye, pero no la pantalla 4K HDR. La compañía anunció también dos teléfonos más baratos, el Xperia XA1 y Xperia XA1 Ultra. Ambos contarán con un sensor de 23 MP en la cámara trasera y un sensor de 16 MP en la delantera. El XA1 de 5,2 pulgadas se pondrá a la venta el 1 de mayo por $300 y el Xperia XA1 Ultra de 6 pulgadas más adelante.

La pregunta es: ¿a la gente le preocupa tanto como a Sony lo que puede hacer la cámara de un smartphone? Grabar vídeo a cámara ultralenta y hacer retratos de amigos en una condiciones muy malas de luz es genial, pero ¿conseguirá movilizar a los fans de Samsung, Apple o incluso LG? Esa es una pregunta que Sony va a tener que contestar cuando estos teléfonos aparezcan en el mercado.