Imágenes: DJI

Es curioso que empresas establecidas como Parrot y GoPro lleven tiempo intentando asaltar el mercado de los drones de consumo, y que la china DJI siga siendo líder incontestable del sector. Es curioso, insisto, porque sus productos nunca bajan de los 1000 dólares. ¿Qué pasaría si lo hicieran?

No tardaremos en comprobarlo ahora que DJI ha presentado un nuevo dron que parte de los 500 dólares. Se llama Spark y es una versión en miniatura del mejor producto de consumo de la compañía: el Mavic Pro que anunció en septiembre. Este minidrón con cámara pesa 300 gramos y se maneja por control remoto, con tu smartphone o por gestos. El Spark puede despegar en la palma de tu mano y hacerte una foto o un vídeo desde el aire.

Para ello dispone de una función automática denominada QuickShot que creará un clip de diez segundos en uno de cuatro posibles modo de vuelo: en vertical, con la cámara apuntando hacia abajo; alejándose del objetivo al tiempo que se eleva; en órbita, alrededor del objetivo que quieres retratar; o trazando una espiral ascendiente respecto a ese objeto. El vídeo resultante se puede compartir directamente en tus perfiles de redes sociales.

Advertisement

En otros modos de vuelo, como ActiveTrack, el Spark reconoce de forma automática un objetivo de tu elección y lo persigue manteniéndolo en el centro del encuadre de la cámara. Con el modo TapFly, puedes dirigir el Spark al lugar que quieres o hacer que siga volando en la misma dirección con una pulsación en la pantalla de tu smartphone. Un poco más audaz es el modo Sport, disponible con control remoto, con el cual el Spark alcanza velocidades de hasta 50 kilómetros por hora.

La cámara del minidrón cuenta con un sensor CMOS de 1/2.3 pulgadas que hace fotos de 12 megapíxeles y graba vídeo estabilizado a 1080p. El Spark también tiene estabilizador mecánico de dos ejes y tecnología UltraSmooth para reducir los temblores y la distorsión del obturador. Y por supuesto, este minidrón cuenta con la tecnología de detección de obstáculos de DJI.

El Spark cuenta con GPS y GLONASS y puede realizar vuelos estacionarios a una altura de 30 metros y volver a su punto de origen de forma automática.¿La mala noticia? La batería del pequeño dron tiene un tiempo de vuelo máximo de solo 16 minutos. Con control remoto, el Spark puede transmitir vídeo en tiempo real a 720p y a una distancia de hasta 2 kilómetros.

El nuevo DJI Spark se venderá en dos packs: uno de 500 dólares (600 euros en España) que incluye un par de hélices extra; y otro de 700 dólares (800 euros en España) que incluye las dos hélices extra, protectores para las hélices, el mando de control remoto, una batería extra, un puerto de carga y una bandolera. El dron estará disponible en cinco colores, que DJI llama Blanco Alpino, Azul Cielo, Verde Prado, Rojo Lava y Amarillo Amanecer.