Según Google, el lema que guía su estrategia es el de "organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible" pero los planes de futuro de la compañía, a juzgar por las últimas adquisiciones, son más ambiciosos aún. Empresas de robótica y equipos especializados en aprendizaje e inteligencia y visión artificial parecen enfocar a la empresa de Mountain View hacia en un nuevo punto.

Esta semana, en una entrevista con el inversor Vinod Koshla, Sergey Brin ha confirmado este cambio de actitud. Google espera crear máquinas capaces de actuar, pensar y razonar mejor y más rápido que un humano y estas adquisiciones y proyectos son un primer paso. La entrevista es larga pero Brin habla sobre ello alrededor del minuto 12.

"Tenemos proyectos como DeepMind que, algún día, esperamos que se conviertan en una inteligencia artificial. Obviamente, los informáticos hemos teorizado sobre esto durante décadas y no se ha producido, así que sería absurdo tratar de hacer predicciones concretas. Pero tenemos pruebas de que es posible crear cosas inteligentes -nosotros, por ejemplo- y por tanto no no es descabellado pensar que algún día seremos capaces de crear máquinas capaces de razonar y actuar más rápido y mejor que los humanos", asegura el fundador.