El Observatorio Chandra de Rayos X de la NASA logró captar dos galaxias combinándose. Se encuentran a 130 millones de años luz de la Tierra en la constelación Can Mayor. Las NGC 2207 e IC 2163 han tenido tres explosiones de supernova en los últimos 15 años, produciendo una de las colecciones más abundantes y brillantes de rayos x conocidas.

Las galaxias que chocan, como este par, suelen contener intensa formación estelar. Las ondas de choque en la colisión llevan al colapso de nubes de gas y la formación de cúmulos de estrellas. De hecho, los investigadores afirman que las estrellas asociadas a este fenómeno suelen ser jóvenes, de unos 10 millones de años. Como comparación, nuestro Sol va a la mitad de su vida y vivirá 10 mil millones de años. [vía Chandra]