El Vaticano ha publicado hoy una encíclica escrita entéramente por el Papa Francisco en la que culpa al “consumismo extremo” y a los países desarrollados por ser los causantes del cambio climático. El documento, de 187 páginas y llamado ‘Laudatio si’ (Alabado seas), ha sido ya duramente criticado por la derecha conservadora en EE.UU.

La encíclica, que puedes consultar al completo aquí en español, idioma en el que Francisco la escribió originalmente, es una dura crítica a la situación actual sobre el cambio climático y a cómo las grandes empresas y el “consumismo extremo” han llevado a todo el planeta a esta situación. “Debemos buscar otros métodos de entender la economía y el progreso. La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería. Culpar al aumento de la población y no al consumismo extremo es un modo de no enfrentar los problemas”.

Advertisement

El Vaticano ha publicado además citas clave de la encíclica en la cuenta oficial de Twitter del Papa. Debajo algunas de las más significativas:

Son palabras del Papa inusualmente duras y en las que ataca al actual modelo económico por ser el principal causante del cambio climático. Eso ha generado duras críticas especialmente entre políticos de la derecha conservadora estadounidense, quienes han criticado al Papa por inmiscuirse en asuntos alejados, según ellos, de la Iglesia.

Un ejemplo: Jeb Bush, católico y hermano del expresidente George W. Bush, y candidato a las elecciones presidenciales en EE.UU., dijo el martes tras una filtración inicial del documento que “no recibo consejos de política económica de mis obispos o mis cardenales o mi papa. [...] Creo que la religión debe tratar sobre cómo hacernos mejores personas, y menos sobre cosas que acaban mezclándose con la escena política”. Como Bush, decenas de políticos conservadores y medios de comunicación como Fox News en EE.UU. han criticado las palabras del Papa.

Advertisement

Francisco ha recibido también muchos apoyos en las últimas horas, entre ellos de buena parte de la comunidad científica que está convencida de que el cambio climático es una consecuencia directa de la actividad del hombre. Hans Joachim Schellnhuber, un destacado científico europeo en materia de cambio climático, ha asegurado al New York Times que “hay un código de honor en la comunidad científica según el cual nunca vas a pasar la línea roja entre puro análisis y asuntos morales. Sin embargo, estamos ahora mismo en una situación en la que hay que pensar en las consecuencias para la sociedad”.

Algunas de las palabras del Papa en su encíclica probablemente son las mejores para resumir el debate: “No todo está perdido. El ser humano, aunque es capaz de lo peor, también es capaz de escoger de nuevo lo que es bueno, y comenzar de nuevo”. [Vaticano vía NYT, Politico, BBC]

Fotos: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)