TED

Su Santidad el Papa Francisco ha hablado, aunque esta vez el altavoz ha sido un lugar poco común para los pontífices: una charla TED. Si algo ha dejado claro el Papa es que quiere llegar a todas las audiencias, incluso aquellas que podrían parecer alejadas de su discurso. Estas han sido sus reflexiones en la charla.

La aparición del Papa fue una sorpresa que se produjo durante la conferencia anual TED en Vancouver. El pontífice apareció para dar una charla (pregrabada) y con ello rompió una serie de tabúes. Nunca antes un Papa se había asomado a la ventana de las famosas charlas que tienen como objetivo contar experiencias sobre el mundo de la ciencia, la tecnología o la cultura principalmente. Durante la charla habló de las responsabilidades morales de los individuos de todo el mundo diciendo que:

La existencia de todos y cada uno está profundamente ligada a la de los demás: la vida no es el tiempo simplemente pasando, la vida es sobre las interacciones.

El Papa continuó señalando que, si bien hay avances científicos y tecnológicos increíbles en todo el mundo, no debemos olvidar las conexiones humanas que tenemos. Según el Papa:

Qué maravilloso sería si el crecimiento de la innovación científica y tecnológica fuera acompañado de más igualdad e inclusión social. Cuan maravilloso sería, mientras descubriéramos planetas lejanos, redescubrir las necesidades de los hermanos y hermanas que orbitan alrededor de nosotros.

Finalmente advirtió en contra de muchas de las compañías y organizaciones que ponen los productos delante de las personas, tema que expresó como la “cultura del desperdicio” por culpa de los sistemas “tecnoeconómicos”. Desde luego, un momento histórico. Y muy de acuerdo con la frase del Papa, la vida se trata de interacciones. [The Verge]