La Fuerza Aérea de los Estados Unidos ha llegado a un acuerdo con Lockheed Martin, compañía de desarrollo de tecnología aeroespacial y militar, para que sean los encargados de desarrollar un sistema de armas láser que pueda instalarse en aviones cazas. El proyecto deberá estar listo para el 2021.

La idea del pentágono es que las primeras armas láser sirvan para destruir los misiles enemigos que ataquen a los cazas, bien sea que hayan sido disparados desde otro avión o desde una embarcación. Se trata de un sistema netamente defensivo, así que tendremos que esperar antes de ver cazas disparando rayos láser unos contra otros al mejor estilo de la ciencia–ficción.

Advertisement

El programa lleva el nombre de SHiELD (láser de alta energía para autodefensa, según sus siglas en inglés) y consta de tres partes: la tecnología capaz de dirigir al láser hasta su objetivo, la base del láser con sistema de refrigeración y el láser como tal. Estos serán diseñados por las compañías Northrop Grumman, Boeing y Lockheed Martin, respectivamente.

La Fuerza Aérea implementaría el sistema en cazas antiguos como el F–16 Fighting Falcon o el F–15C, además de como método defensivo de sus bombarderos B–52 y otros aviones de gran tamaño. Por ahora no consideran la posibilidad de instalarlo en los cazas modernos como el F–35.

Advertisement

Según el pentágono, SHiELD estará listo para ser probado e instalado en los primeros cazas en el año 2021. [vía IEEE Spectrum]