Sólo el 34% de los habitantes del planeta tiene conexión a Internet. 2.400 millones de seres humanos, aproximadamente. En Europa y Norteamérica el acceso no es complicado y muchas veces la falta de conexión a la red es voluntaria pero en otros territorios -en especial en el África subsahariana- la falta de infraestructura mantiene comunidades enteras lejos de la web. Google tiene ahora un ambicioso plan para conectarlas que incluye globos aerostáticos y dirigibles.

Según cuenta el Wall Street Journal, la compañía ha comenzado a proponer a ciertos países la instalación de una infraestructura de acceso a la red en zonas remotas y dar acceso así a los próximos mil millones de usuarios. Hoy en día muchas de estas comunidades no tienen ni siquiera cobertura telefónica móvil básica.

Advertisement

Para garantizar la conexión Google utilizará diferentes estrategias en cada país pero en algunos casos baraja la posibilidad de utilizar dirigibles y globos aerostáticos equipados con antenas y capaces de dispersar la conexión por grandes territorios. En estos casos Google tendrá que pedir licencias especiales, ya que utilizará la frecuencia que hoy está reservada en muchos países para la emisión de televisión, pero ha empezado a llegar a acuerdos con los gobiernos locales para conseguirlo.

Kenia será uno de los primeros países donde se ensayará este plan. En Ciudad del Cabo la compañía ha instalado tres grandes antenas también en un proyecto piloto para dar conexión a 10 colegios locales. [Wall Street Journal]