Visto desde fuera, parece una especie de circuito sencillo impreso en metacrilato transparente, pero es la representación perfecta de un pulmón humano, y funciona exactamente igual que los que nos permiten respirar. No está solo. Hay chips que imitan más órganos, y van a revolucionar completamente la industria farmacéutica. De momento, ya han ganado el premio al mejor diseño del año.

Los chips se han desarrollado en el Instituto Wyss, un centro dependiente de la Universidad de Harvard que desarrollada aplicaciones de ingeniería basadas en sistemas biológicos. El Museo del diseño de Londres los ha elegido como mejor diseño de 2015. En el proceso ha batido a rivales como el coche autónomo de Google. Paola Antonelli, conservadora del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) también lo ha añadido a la colección del popular museo.

Hasta ahora, para diseñar un nuevo fármaco había que pasar por un proceso largo, tortuoso y muy caro. De las pruebas en laboratorio a la experimentación en animales, para después comenzar con los ensayos clínicos en humanos... Todo ese proceso puede pasar a la historia gracias a estos chips.

Advertisement

En el interior de esa cápsula transparente, hay un sistema de canales y membranas que sirve de soporte vital a células humanas cultivadas en laboratorio. En el caso del pulmón, por ejemplo, un diminuto sistema vascular lleva aire a las células del chip y estas transmiten el oxígeno a un pequeño torrente sanguíneo cerrado exactamente igual que en un pulmón real, pero a escala. Hay otro que imita perfectamente el estómago. Este vídeo explica en detalle el funcionamiento del pulmón en un chip.

El objetivo de estos chips no es crear órganos artificiales para transplantes, sino utilizarlos para la experimentación de nuevos fármacos. Si se generalizan, no solo prometen eliminar completamente la experimentación con animales. También pueden abrir la puerta a una medicina completamente personalizada, ya que se podría crear un chip con células de un paciente concreto. [Instituto Wyss vía Museo del Diseño de Londres]

Fotos: Universidad de Harvard

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)