Apple mantuvo a medio mundo en vilo por una letra, la "C", la del iPhone 5C. Al final, la realidad se encargó de dar la bofetada: la C era de color, nada de [lower] cost o cheap. Como explicamos por aquí, una de esas leyendas urbanas en la que nadie debió caer. Ahora, llega el primer anuncio en TV del iPhone 5C. Y eso es justo lo que nos quiere vender: color.

Ese es el principal punto diferenciador que Apple quiere transmitir al comenzar a vender el iPhone 5C: es un móvil diferente. El color, el diseño, gana peso sobre las tripas y las especificaciones. Pero, ¿lo es realmente?

Nokia lleva ya un tiempo lanzando móviles a todo color. El Moto X es otro ejemplo. Samsung es el que anda más rezagado al respecto. De momento, apuesta por los colores con las fundas del Note 3, el Galaxy S4 o con el Gear. Falta incorporar algo de vida al mismo diseño de sus móviles. No tardarán. [vía Apple]