Después de años de pruebas, la marina estadounidense acaba de dar el visto bueno a los cañones láser. El primer barco en instalar este tipo de armamento será el USS Ponce, un navío de transporte y apoyo que actualmente sirve en el Golfo Pérsico. El Ponce tendrá su primer cañón láser este mismo verano.

El arma, basada en láseres de estado sólido de 30 kilovatios, está pensada para combatir lo que la marina llama 'Amenazas asimétricas', o sea, objetos pequeños y difíciles de acertar con armamento convencional como drones, cazas o lanchas rápidas. Las razones para instalar láser son varias. Para empezar es un arma mucho más barata, ya que no requiere munición de ningún tipo. Un solo misil puede costar miles de dólares. Un disparo de láser cuesta lo que cueste la electricidad necesaria para activarlo y no hace falta recargarlo para volver a disparar.

Advertisement

El cañón funciona con un único operario, y es altamente efectivo y preciso a la hora de destruir pequeños blancos. Os dejamos con varias fotos del dispositivo y un vídeo que ya tiene un tiempo, pero explica muy bien el funcionamiento de esta tecnología. [AP]