Imágenes: Yara / Kongsberg

Los aviones ya son razonablemente autónomos, y los coches se están acercando; no es raro que los barcos estén a la vuelta de la esquina. Este buque portacontenedores completamente eléctrico y autónomo planea zarpar el año que viene para poner patas arriba el transporte marítimo.

La compañía noruega Yara se ha asociado con la empresa de tecnología marítima Kongsberg para construir el primer buque de contenedores eléctrico y autónomo del mundo. Se llamará Yara Birkeland y trasladará productos químicos y fertilizantes desde la planta de producción de Yara en Porsgrunn hasta las ciudades de Brevik y Larvik, todas en Noruega.

La primera prueba en alta mar se realizará a finales de 2018 y estará tripulada. La compañía espera hacer una transición a la operación remota en 2019 y ceder totalmente el control al propio buque en 2020. Podríamos agitar el puño y pensar “¡ya le están quitando el trabajo a los marineros!”, pero ante todo hay un beneficio para el medio ambiente: hasta ahora, el transporte de productos de Yara requería 40.000 viajes de camiones el año; la misma ruta con el barco estará libre de emisiones de NOx y CO2.

Todavía hay un montón de obstáculos burocráticos que superar para botar barcos robots en nuestros océanos, pero la Autoridad Marítima de Noruega y la Administración de Costas de Noruega han firmado ya un acuerdo para que el fiordo de Trondheim se convirtiera en la primera zona de pruebas del mundo específicamente destinada a los buques autónomos.

Advertisement

[Yara vía New Atlas]