Imagen: HBO

En el Juego de Tronos, o ganas o mueres, pero hay una cosa que desde luego no haces mientras pugnas por hacerte con el control de Westeros: ver porno. El estreno de la nueva temporada de la serie ha tenido una víctima que nada tiene que ver con ninguna casa noble: las visitas a páginas porno.

La web de vídeos para adultos Pornhub es famosa por ofrecer todo tipo de estadísticas curiosas sobre tráfico. El pasado domingo, sus gráficas registraron una caída importante justo durante una hora concreta, la hora en la que se emitía el primer cápitulo de la séptima temporada.

Advertisement

Según los registros, el tráfico general de la página cayó un 4,5% durante la emisión del capítulo y la media hora anterior y posterior. En números absolutos, eso significa que 10 millones de personas abandonaron por un momento sus estudios de anatomía reproductiva para seguir la trama de la serie. Es una cifra bastante significativa si tenemos en cuenta que la audiencia total del episodio en Estados Unidos fue de 16 millones de personas.

Afortunadamente (para Pornhub) los espectadores no se quedaron mucho a discutir el futuro de Daenerys Targaryen y su tropa. Dos horas después de la emisión, los entusiastas de la página regresaron a sus quehaceres manuales con más brío que antes (un 1% por encima del tráfico antes del capítulo).

Advertisement

Uno de los responsables de tráfico de Pornhub, Chris Jackson, explicó a Esquire que la caída es doblemente significativa porque los domingos por la noche son uno de los momentos con mayor tráfico en su red. Es cierto que Pornhub no es todo el porno que hay en Internet ni mucho menos, pero sus estadísticas suelen ser bastante representativas del tráfico que hay en páginas similares. [vía Esquire]