Cuando Tesla presentó su Model 3 en el 2016 prometió que sería su coche más económico hasta la fecha y, además, contaría con un diseño completamente diferente al resto. Esto es especialmente cierto en su interior, el cual está protagonizado por una pantalla gigantesca. Pero parece que la interfaz de esa pantalla será muy poco práctica y quizás riesgosa.

A medida que los primeros Model 3 van llegando a las manos de sus propietarios podemos darle un mejor vistazo a la interfaz de esa pantalla de 15" en el panel de instrumentos. Bill Lee es uno de los que ya cuenta con su Model 3, y en un vídeo de Twitter quiso demostrar la “genialidad” que se le había ocurrido a los ingenieros de Tesla para controlar el aire acondicionado.

Si miramos de cerca los controles, Lee está usando su dedo índice para mover una especie de slider que permite elegir la dirección en la que se desea que fluya el aire acondicionado. Nuestros compañeros de Jalopnik hacen un acercamiento de la imagen:

Captura de pantalla del vídeo de Bill Lee (twitter).

La interfaz del Model 3 le exige al usuario que, si desea cambiar alguna configuración del aire acondicionado, como la velocidad del ventilador o la dirección en la que fluye el aire, tenga que presionar un botón para hacer aparecer los controles del aire, mover el slider para cambiar la dirección y otro botón más si quiere dividir en partes iguales el aire para ambos lados del coche.

Advertisement

Todo esto desde una pantalla táctil que le obligará a ver lo que está haciendo en todo momento. En el caso del conductor esto es un verdadero problema porque supone un riesgo para él y los otros pasajeros, al exigirle quitar la vista del camino. Efectivamente, los cambios en la configuración del aire acondicionado (u otros cambios a través de la interfaz) podría hacerlos en un semáforo o estacionándose a un lado del camino, pero esto se complica si se encuentra en carretera.

Hasta ahora los controles de la dirección del aire acondicionado y el flujo de aire eran manuales en absolutamente todos los coches del mundo, incluyendo en el Tesla Model S y el Model X.

Interior del Model S con sus ventanillas para el aire acondicionado.

Dado que el panel de instrumentos del Model 3 no es más que una superficie plana con la pantalla y el volante, en Tesla tenían que ingeniarse la forma en la que se controlarían las “ventanillas” del aire acondicionado, que en este coche se encuentran en forma de una franja lineal que atraviesa todo el tablero.

Interior del Model 3 con su franja única para el aire acondicionado.

Sí, Tesla tenía que buscar una solución ante la falta de las ventanillas tradicionales en el Model 3, pero lo que han creado es una interfaz poco práctica, confusa (¿no podían hacer el slider de otro color?) y que podría suponer un riesgo para el conductor al exigirle quitar los ojos del camino.

Advertisement

No hay nada malo con los controles manuales y analógicos para ciertas partes del coche, sobre todo esas que manipulamos mientras conducimos. Todavía los Tesla no son completamente autónomos.

De cualquier forma, el aspecto de la interfaz en pantalla del Model 3 sigue suponiendo un salto enorme en comparación a la del Model S y el Model X, sobre todo en lo que concierne a los mapas y el piloto automático, como podemos ver en este vídeo. [vía Jalopnik / Back to Reality / Bill Lee (twitter)


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.